Acompañar en tiempos revueltos

4 claves para prevenir la violencia infantil

En un período de tiempo muy breve, hemos vivido acciones violentas muy cercanas que nos han generado un gran impacto. Me refiero a los atentados de Barcelona y Cambrils del pasado agosto así como a la intervención policial desproporcionada del 1 de octubre en la celebración de voto en Cataluña del 2017. La reacción en el conjunto de la sociedad catalana ha sido inmediata: rechazar la violencia y apostar por el diálogo y el pacifismo.


Much@s de nosotr@s hemos sentido desde sorpresa y desconcierto inicial a miedo, rabia y tristeza. Y siendo hechos tan recientes así como manteniéndose abiertos los conflictos correspondientes, no es de extrañar que nos sintamos con un cóctel de emociones cargados de tensión.


Para acercarnos a la comprensión de la violencia, podemos empezar a mirar en nosotrxs mismxs y a tirar del hilo de nuestra historia. Encontraremos elementos que nos ayudaran a conocer y entender mejor quienes somos teniendo en cuenta: nuestro carácter, necesidades, intereses, procesos de vida y experiencias; nuestra familia y el entorno social, cultural y natural donde hemos crecido y estamos viviendo.


¿He podido expresar mi agresividad en mi infancia? ¿Como adultx, me permito sacarla? ¿Me he sentido violentadx o he violentado a alguien a lo largo de mi vida? Son algunas de las preguntas que nos permiten adentrarnos en cómo vivimos nosotrxs la agresividad y la violencia. ¿Pero son lo mismo agresividad y violencia?


Para poder prevenir y acompañar la violencia infantil es necesario primero aclarar y diferenciar agresividad de violencia. La agresividad es un impulso que forma parte de nosotrxs y nos aporta fuerza de movimiento. Lxs niñxs la expresan de diversas maneras a lo largo de su desarrollo y aprenden a sacarla sin dañarse a ellxs mismxs, a lxs otrxs ni al entorno. Esto es posible con la presencia de adultxs referentes y un entorno social amorosos que acogen la agresividad y posibilitan su expresión en un ambiente seguro y relajado a través de los límites constructivos. Si reprimimos la agresividad, posibilitamos la aparición de la violencia.


4 Claves para prevenir a la violencia infantil


1) Mirada integradora

Abandonamos la separación, la dualidad donde hay buenos y malos, víctimas y agresores... donde el juicio a la persona impera teniendo una mirada parcial o superficial de la realidad. Nos aventuramos por un camino más complejo que requiere más esfuerzo y paciencia. Hace falta entrenarnos más en una mirada más profunda de las acciones concretas de las personas para verlas en su globalidad. Cuestionamos, reflexionamos, empatizamos para una mejor comprensión.


Lxs adultxs tenemos la responsabilidad de cuidar y hacer posible otra manera de percibir y vivir la realidad a través de nuestro ejemplo con lxs niñxs, nuestra influencia, donde la vida es el centro. Buscamos la manera de vivir y transmitir que es posible la libertad y la convivencia respetuosa entre las personas de diferentes etnias, culturas, religiones; los animales y el entorno natural acercándonos a la unidad. Por eso, es importante tejer y cuidar los vínculos y las relaciones desde el amor y el respeto.


Hoy en día hay muchas iniciativas sociales a través de asociaciones, cooperativas, ONGs y colectivos que potencian el encuentro, el compartir y el apoyo mutuo entre las personas construyendo una sociedad con otros valores y prácticas ecológicas.


2) Diálogo

Los conflictos son un choque de diferentes maneras de ver, hacer y sentir que pueden ser una oportunidad de encuentro, conocimiento y crecimiento de las dos partes si se ven, se escuchan y se respetan o de destructividad si no se tienen en cuenta.


Por eso, hacen falta límites para crear un ambiente seguro y agradable que permita la convivencia del conjunto de las personas que comparten un mismo espacio. Estos van acompañados de la libertad y el respeto de ser uno mismo de manera que se necesitará el diálogo para escuchar y compartir las diferentes voces así como para encontrar soluciones.


Las asambleas y los círculos son momentos de gran grupo que pueden ayudar a entrar en estos temas a través de compartir las propias experiencias vividas, las opiniones escuchadas, los vídeos y las noticias vistas...e ir más allá.

3) Lenguaje y emociones

Lxs adultxs tenemos la capacidad de ponernos en el lugar de lxs niñxs y podemos facilitar la comunicación de la empatía, desde el corazón, donde es importante:

-La relación entre iguales, ya que tanto grandes como pequeños somos personas

-Las palabras como puentes de nuestras emociones para expresar aquello que sentimos, qué queremos, qué nos gusta y no nos gusta.

-Hablar en primera persona para responsabilizarnos cada uno de lo que sentimos y decimos

-Adecuar nuestro lenguaje a la edad de lxs niñxs de manera clara y breve

-Ser cercanos y crear contacto con el cuerpo, la mirada...hacernos presente

-La escucha respetuosa con los silencios y los ritmos de cada persona para intervenir


Hablamos de como nos sentimos con lxs niñxs de manera auténtica y espontanea pero dejamos de lado las banderas, las ideologías políticas, los discursos y los razonamientos que pertenecen al mundo adulto y escapan a la comprensión infantil. Responsabilicémonos de nuestras emociones: dolor, rabia, tristeza... y cuidemos de no pasarlo a lxs niñxs con de nuestras palabras y acciones así como de exponerlos a informaciones y ambientes cargados de tensión.


4) Juego libre

Lxs niñxs se pueden llegar a tensionar mucho con las situaciones de conflictos de manera que necesitan espacios para expresar y liberar esta tensión como las emociones que les han generado. Por eso, es importante que tengan juego libre y todo tipo de recursos a su abasto que les faciliten la expresión y representación de su mundo interior mediante el juego simbólico, el juego corporal y el juego creativo con teatro, títeres, cuentos, propuestas artísticas y musicales.


Los espacios, ya sean interiores dentro las casas o las aulas como exteriores en campo abierto, son de descarga si posibilitan a lxs niñxs vaciarse de la sobreinformación y el exceso de las emociones así como creativos al permitir la reelaboración de las experiencias vividas.

CONTACTO
Mònica Benguerel Moruno
mujeresymaestras@gmail.com
Barcelona, Cataluña
SERVICIOS
-Conferencias
-Talleres
RECURSOS
-Artículos
-Audiocuentos de naturaleza
SÍGUEME
  • Facebook
  • Instagram