La salamandra, diseño único

Un ejemplo de singulariad y diversidad de la vida para lxs niñxs

Si os gusta pasear bajo la lluvia o justo después para oler el sotobosque mojado, podéis tener suerte de ver alguna salamandra ya que les encanta la humedad. Un regalo encontrársela ya que durante el día se refugia bajo la hojarasca, las piedras y dentro de los troncos caídos de bosques. El otoño es un época en que se deja ver este anfibio porque es cuando se reproduce así como en primavera. Los machos salen a pasear buscando hembras para aparearse. La gestación se da en verano y las hembras liberan las larvas en octubre y/o en abril en aguas limpias.


Recuerdo con gran entusiasmo el día que hicimos una salida al bosque con lxs niñxs y a punto de coger un neumático abandonado, nos dimos cuenta que había una salamandra bien quieta en su interior. La reacción de los niños fue de lo más variada: chillidos, correderas, asombro...Después del impacto, muchos de ellos con curiosidad se acercaron para poderla observar mejor. Algunos ya la conocían y otros era la primera vez que la veían. Estaban fascinados por sus colores negro y amarillo de la piel reluciente. ¡Una señal de alerta bien eficaz! De hecho, lxs atrevidxs que prueben de cazarla se llevan una irritación y pasan un mal rato al tocar la sustancia tóxica que sale de su piel en situaciones de peligro.

Si vemos una salamandra avanzar lentamente, nos podemos quedar hipnotizados con su movimiento serpenteante. Podemos apreciar el baile de manchas amarillas a lo largo de su cuerpo que están en zonas comunes en todas las salamandras pero crean un diseño único en cada una. ¡No hay ninguna que tenga un dibujo igual de manchas y lo mantienen toda la vida! Si queréis comprobarlo, solo tenéis que mirar atentamente cada una de las imágenes de arriba que pertenecen a salamandras diferentes.


Si nos encontramos dos o más salamandras lo podemos observar en vivo y sino, hacemos un registro fotográfico de cada una para imprimir posteriormente en papel. Así facilitamos la observación y la comparación de éstas a lxs niñxs. Un material que nos puede inspirar para hacer el juego de las semejanzas y las diferencias para mirar más atentamente su fisonomía y comentar también sus características adecuando la información al interés y la edad de lxs niñxs:

-piel porosa, lisa y brillante por la humedad constante por donde respira y segrega la sustancia tóxica en caso de peligro

-cuatro dedos en las patas anteriores y cinco en las posteriores

-ojos adaptados a la visión nocturna

-narinas que le dan un olfato refinado para detectar depredadores así como rastrear los iguales para reproducirse


En este caso, hemos partido de un elemento de la naturaleza pero se puede extrapolar a las personas. Una oportunidad para conversar y hacer otros juegos con lxs niñxs (quién es quién, memori...con sus imágenes) y encontrar lo que les une como grupo así como apreciar lo que los hace únicos. Ver y valorar la singularidad de cada uno dentro del conjunto.

Una propuesta para adentrarnos en el conocimiento propio y de los otros haciéndonos de espejo. Podemos ayudar a lxs niñxs a crear puentes para que tejan vínculos desde el respeto a la diversidad y facilitar la integración de cada uno de ellxs en el grupo.

CONTACTO
Mònica Benguerel Moruno
mujeresymaestras@gmail.com
Barcelona, Cataluña
SERVICIOS
-Conferencias
-Talleres
RECURSOS
-Artículos
-Audiocuentos de naturaleza
SÍGUEME
  • Facebook
  • Instagram