Pantallas en familia

Cómo poner límites en el uso de las pantallas de lxs niñxs en casa

La revolución tecnológica de el siglo XX y XXI ha hecho que, actualmente y en el nuestro día a día, estemos rodeados de aparatos y pantallas (televisión, móviles, tabletas, portátiles...) que nos posibilitan acceder a mucha información, cultura, ocio... incluso hay una gran oferta de propuestas didácticas a través de juegos, dibujos, programas, etc. Pero realmente, ¿qué peso tiene la tecnología en nuestra vida? ¿Cómo afecta esto a las relaciones con lxs demás?


Sin darnos cuenta, las pantallas han ido cogiendo espacio hasta ocupar un lugar en nuestras familias. Cada vez están más presentes los telenotícias, los videojuegos, los videoclips, las series, los dibujos...en rutinas y momentos de reunión familiar afectando a la comunicación. Espacios destinados al encuentro familiar, al compartir y a expresar cómo nos sentimos, cómo nos ha ido el día, qué nos inquieta o nos ilusiona... se pueden ver reducidos por las pantallas así como por las circunstancias laborales, en muchas realidades.


Por eso, es realmente valioso cuidar la propia presencia en estos momentos para vivirlos plenamente sin distracciones. Es un reto pero un regalo que creemos espacios relajados en casa para hablar serenamente, escucharnos activamente, mostrarnos abiertxs... ¡comunicarnos!


A menudo nos podemos sentir inmersxs en un ritmo frenético, cargadxs de responsabilidades, agobiadxs por las tareas pendientes... que nos sumergen en nuestra burbuja de adultxs. El cansancio que acumulamos dificulta el que estemos disponibles con ganas para nuestrxs hijxs. Por ello, es habitual que falten las fuerzas a la hora de poner límites en casa y se recurra a las pantallas como una distracción para evitar el conflicto, los gritos o rabietas. Ya estamos normalizando escenas donde lxs niñxs comen mirando dibujos, manipulan el móvil en el cochecito para ir en el transporte público o dar un paseo, etc.


Está claro que no siempre nos sentimos con energías para poner límites y mantenerlos para ser coherentes. Pero, ¿qué efectos tiene a la larga el ceder continuamente y evitar el conflicto con lxs niñxs? Podemos evitar la frustración de éstxs a cambio de momentos de tranquilidad pero no les estamos ayudando a adquirir herramientas para vivir y afrontar las dificultades de la vida.


Es importante acompañar a lxs niñxs a ampliar su mirada más allá de ellxs mismxs y cultivar la empatía desde pequeñxs a través de las experiencias de relación con lxs demás y el entorno. Estas vivencias les posibilitan sentir, aprender, comprender e interiorizar a lo largo de su desarrollo que conviven con otras personas. La buena convivencia entre todxs posibilita experimentar la libertad con límites ya que la vida es relación con unx mismx, lxs otrxs, el entorno…y las relaciones implican límites.


El límite es fruto de una decisión consciente y no del porque sí. De hecho, cuando decimos "no" a lxs niñxs desde la convicción, éste tiene un sentido para nosotrxs y, por lo tanto, será más fácil su explicación y comprensión que desde la imposición.


La cantidad de aparatos tecnológicos con los que vivimos nos plantean continuamente un gran reto: encontrar el equilibrio entre la vida online y offline para crear experiencias de calidad de afecto y ocio con lxs niñxs. Para ello, podemos cuidar la cantidad de tiempo que dedicamos a cada uno y potenciar las vivencias sensoriales-creativas a través de juegos, masajes, cuentos, etc. Podemos tener en cuenta las necesidades de todos los miembros de la familia, no solo la de lxs niñxs, de manera que se pueden dar momentos de juego individual y juego compartido. Lxs adultxs podemos cuidarnos y cuidar a lxs niñxs creando espacios autónomos para cada unx.


Un primer paso es reflexionar sobre qué uso hacemos de las pantallas en nuestro día a día, a nivel individual y familiar, y tomar consciencia de cómo nos afectan en nuestra comunicación, relación, sentir, rutinas, etc. Entonces, podremos decidir con claridad qué realidad queremos crear en casa y empezar a plantearnos cómo actuar más allá de ésta con lxs abuelxs, lxs vecinxs, etc. La gestión de las pantallas en otros ámbitos que el familiar tiene su complejidad y lo abordaremos en otro artículo.

CONTACTO
Mònica Benguerel Moruno
mujeresymaestras@gmail.com
Barcelona, Cataluña
SERVICIOS
-Conferencias
-Talleres
RECURSOS
-Artículos
-Audiocuentos de naturaleza
SÍGUEME
  • Facebook
  • Instagram